Wiki Anrrompedia
Advertisement
Ra-6

En la novela «La Rebelión de Lucifer» (JJ Benítez, 1985), el mapa cartográfico del astro «Ra-6.666» es una simple mancha negra circular, revelando una superficie completamente lisa.

Rebeluz4

Novela «La Rebelión de Lucifer» (JJ Benítez, 1985), en donde se habla del astro Ra-6.666

Ra-6.666 es un astro que aparece mencionado en la novela «La Rebelión de Lucifer» (JJ Benítez, 1985). Es la versión de Benítez del Hercólubus, basado en un anuncio del descubrimiento de un astro en las afueras del Sistema Solar a fines de 1983.

Informe de prensa

Al final del libro, Benítez presenta una nota del diario 'El País', de España, del 2 de Enero de 1984, titulada «El descubrimiento de un cuerpo celeste frío cerca del sistema solar intriga a los científicos». La nota dice lo siguiente:

AGENCIAS. Washington. Los astrónomos norteamericanos están fascinados por el descubrimiento de un cuerpo celeste, al parecer de un tamaño similar al de Júpiter y tan próximo a la Tierra que podría formar parte del sistema solar. El misterioso cuerpo fue descubierto por el telescopio espacial norteamericano, montado sobre un satélite de infrarrojos [...], según ha informado el diario 'The Washington Post'.
El telescopio detectó en dos ocasiones al objeto espacial, que se encuentra en la dirección de la constelación de Orión.
[...]. «No sabemos lo que es», declaró Gerry Neugebauer, del observatorio Monte Palomar de California y jefe del proyecto del satélite de infrarrojos. El cuerpo espacial está tan frío que no emite luz y nunca ha sido detectado por telescopios en tierra. Los telescopios ópticos más poderosos del mundo están intentando detectar el objeto.
La teoría más fascinante, según el diario, es que el cuerpo puede ser un planeta gaseoso gigante, situado a unos 90.000 millones de kilómetros de la Tierra, aproximadamente, lo que, en términos espaciales, es muy próximo. En este caso, sería el cuerpo celeste más próximo a la Tierra, más allá de Plutón. [...]

El artículo del Washington Post, titulado «Descubren un misterioso cuerpo celeste» (31 de Diciembre de 1983), dice que el astro se encontraría a «50 billion miles» (50.000 millones de millas), lo que equivaldría, en realidad, a unos 80.000 millones de kilómetros, o unas 534,76 Unidades Astronómicas (1 UA es la distancia de la Tierra al Sol: cerca de 150 millones de kilómetros). Esto equivale a 13,78 veces la distancia de la órbita media de Plutón a la órbita media de la Tierra, que es de 38,48 UA.

Información de la novela: Antes de 1984

Según la novela de Benítez, el astro sería artificial, estaría habitado y tendría una órbita que lo lleva a adentrarse en el interior del Sistema Solar cada 6.666 años. De este modo, habría pasado cerca de la Tierra el año 11.326 AEC, causando el hundimiento de la Atlántida. En los milenios posteriores, los egipcios recordarían que Atlantis se habría hundido «en el transcurso de un día y una noche, como consecuencia de la aparición en los cielos de Ra». Por esta razón, y siempre según la novela, los astrónomos habrían decidido llamar al astro, «Ra-6.666».

El siguiente acercamiento del astro habría ocurrido el año 4.660 AEC...

Según Benítez, a fines de 1975, el Telescopio Orbital de Rayos-X del satélite holandés ANS descubrió un misterioso cuerpo celeste. Se encontraba más allá de nuestro sistema solar y en dirección a la Constelación de Orión.

Poco después, en Enero de 1976, el Octavo Observatorio Solar Orbital y los satélites SAS-3, Vela y Uhuru confirmaron el hallazgo. Y ese mismo mes, a petición de Jonathan Grindlay, del observatorio del Harvard College, el Radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico), dependiente de la Universidad de Cornell, dirigió su antena hacia las coordenadas de situación de «Ra».

El 27 de Enero de 1976, el radar de Arecibo detectó el astro a 1.261,44 millones de kilómetros de la órbita de Plutón. En los años siguientes, tanto los satélites HEAO-1 como el HEAO-2 y los telescopios de Palomar, Harvard, Cambridge y el propio Arecibo, siguieron la trayectoria de «Ra», estimando que su velocidad era de 5 kilómetros por segundo...

En 1983, Gerry Neugebauer obtuvo unos primeros informes, gracias al IRAS (Satélite Astronómico de Infra-Rojos). Según estos informes, «Ra» tiene un núcleo frío algo superior al de nuestro planeta. Pero lo más desconcertante es que ese núcleo aparece rodeado por una especie de envoltura (se desconoce si líquida o gaseosa) cuyo diámetro total resulta muy similar al de Júpiter.

Enero de 1984: «Ra» cruza la órbita de Plutón y responde un mensaje

Estimándose que «Ra» alcanzaría la órbita de Plutón el 27 de Enero de 1984, se encargó a Arecibo una comprobación radar para ese día. A las 15 horas del día señalado, Arecibo emitió una señal-radar hacia «Ra» que llegó al astro a las 19:09 horas, regresando a Arecibo a las 23:18 horas.

Según la novela, la órbita de Plutón se encontraría a 29,76 Unidades Astronómicas (unos 4.452 millones de kilómetros) de la Tierra. Pero esto es un error de Bénítez, ya que, aunque la distancia de Plutón al Sol fluctúa entre 49,31 y 29,66 Unidades Astronómicas, lo que importa para estos cálculos es el promedio, que como ya vimos, sería de 39,48 UA de distancia al Sol y 38,48 UA de distancia a la Tierra (unos 5.756 millones de kilómetros).

El mapa de relieve que arrojó el mecanismo de cartografía mostró una simple mancha circular negra, revelando una superficie perfectamente lisa en el astro, lo que dejó perplejos a los astrónomos. El diámetro del núcleo del astro fue fijado en 13.756 kilómetros: unos mil kilómetros mayor al diámetro de la Tierra, que es de 12.742 kms.

La velocidad del astro fue calculada en 5,1 kilómetros por segundo, y acelerando, lo que permitió a los astrónomos calcular que a «Ra» le tomaría 8.423 días (unos 23 años) en llegar hasta la Tierra. Más adelante volveremos a estos cálculos.

Debido a este detalle, de que un astro gigante del tamaño de Júpiter se dirigía hacia la Tierra, el Centro Nacional de Astronomía y de la Ionósfera de Cornell declaró esta información como confidencial y de alto secreto, por lo que los astrónomos no debían divulgarla...

Según la novela, además, Harold D. Craft Jr., director de operaciones de Arecibo, y Rolf B. Dyce, su director adjunto, eran miembros de la Escuela de la Sabiduría, una Hermandad, Logia u Orden que se remontaría al Antiguo Egipto, siendo depositaria, además, de parte de la Historia Secreta de la Tierra.

A las 15 horas de aquel 27 de Enero, mientras Arecibo emitía su señal-radar hacia «Ra», un Gran Maestro de la Orden telefoneó a Arecibo para encargar a los Hermanos Harold Craft y Rolf Dyce el envío a «Ra» del siguiente mensaje:

EL JUICIO DE LA TIERRA SERÁ ASISTIDO POR LA RONDA DE LA RUEDA DE «RA».
GLORIA AL DISCO.
GLORIA A LOS MENSAJEROS SOLITARIOS.
GLORIA A LA ISLA ESTACIONARIA DEL PARAÍSO.
144.000 URANTIANOS ESPERAN LA SEÑAL DE «RA».

Según instrucciones del Gran Maestro, el mensaje debía ser codificado a carácteres numéricos, según la llamada Clave de Cagliostro. A las 16:30 horas, el Hermano Harold envió el mensaje a «Ra». Unas 4 horas después, el mensaje llegaba a «Ra», y a las 00:38 horas, ya del día 28 de Enero, llegaba a Arecibo el mensaje de respuesta de «Ra», también bajo la Clave de Cagliostro.

Al decodificar el mensaje, este decía:

«RA-6.666» ABRIRÁ EL NUEVO TIEMPO —6.
LAS CAMPANAS —66— GUIARÁN A SINUHÉ —6.
LA HIJA DE LA RAZA AZUL ABRIRÁ TIERRA EN 66 DÍAS —6.
EL JUICIO DE LUCIFER —666— HA LLEGADO —6.

En resumen, se trataba de una petición en código para que un Hermano de la Orden llamado Sinuhé busque a una tal Hija de la Raza Azul, a la que encontraría gracias a unas 66 campanadas. Una vez encontrada a la mujer, el Hermano Sinuhé debía iniciar con ella una misión relacionada con el Juicio de Lucifer.

Según la novela, de los 144.000 miembros de la Escuela de la Sabiduría, 7 de ellos tenían el nombre iniciático de Sinuhé (nombre egipcio que significa «El Solitario»). A todos ellos se les encarga la búsqueda de la Hija de la Raza Azul. De los 7 Sinuhés, quien la encuentra es uno que vivía en España, y que es el protagonista de la novela y alter ego de JJ Benítez.

Julio de 1984: «Ra» se detiene y envía «Mensajeros Solitarios»

Según la novela, 6 meses después de atravesar la órbita de Plutón, el 27 de Julio de 1984, hacia las 11:51 del Tiempo Universal, los astrónomos de Arecibo experimentaron una nueva conmoción: el astro que venían siguiendo, se había detenido...

Según la novela, el astro había frenado su amenazadora carrera a 29,6937 Unidades Astronómicas; pero este es otro error de Benítez, ya que este nos decía que el 27 de Enero, el astro estaba a 29,66 UA, lo que significaría que, 5 meses después, está 0,0337 UA (unos 5 millones de kilómetros) más lejos que antes; es decir, que, no solo se detuvo, sino que retrocedió. Pero Benítez no nos dice nada sobre un retroceso.

Decíamos que la órbita de Plutón se encuentra, en realidad, a una media de 38,48 UA (unos 5.756 millones de kilómetros) de la órbita de la Tierra. Entre el 27 de Enero y 27 de Julio de 1984, hay 151 días, equivalentes a unos 13 millones de segundos. En ese lapso de tiempo, a una velocidad de 5,1 kms/s, el astro habría recorrido unos 66 millones de kilómetros, equivalentes a unos 0,44 UA, situándose, por tanto, a una distancia de unas 38,04 UA (unos 5.690 millones de kilómetros) de la Tierra.

Los astrónomos estaban perplejos y maravillados, escribe Benítez. Pero las sorpresas apenas comenzaban: 24 horas después, a las 11:51 horas (Tiempo Universal) del 28 de Julio, Gerry Neugebauer detectó un potente «fogonazo» (tan espectacular como el estallido de una supernova) en la línea ecuatorial del astro, de una duración como de una diezmilmillonésima de segundo.

Al inexplicable «fogonazo», le siguieron otros 36, con las mismas características (misma intensidad, duración, y todos salidos del ecuador del astro) a intervalos exactos de un minuto entre «fogonazo» y «fogonazo», extendiéndose, por lo tanto, hasta las 12:28 horas del Tiempo Universal.

Según la novela, se trataba de la salida, desde «Ra-6.666», de 37 «Mensajeros Solitarios» (seres capaces de desplazarse por el Universo a 5 millones de veces la velocidad de la luz), que salieron disparados hacia la Tierra y los otros 36 mundos afectados por la Rebelión de Lucifer.

Para entonces, el Sinuhé de España ya había encontrado a la «Hija de la Raza Azul» en la aldea de Sotillo del Rincón (Soria, España), y había recibido instrucciones de ir con ella al bosquecillo del lugar al inicio de la Luna Nueva, lo que iba a ocurrir a las 13:51 Hora Local, 11:51 Hora Universal, de aquel 28 de Julio de 1984.

En ese momento, estalló el primer «fogonazo» en «Ra», y aquel primer «Mensajero Solitario», un ser humanoide de unos 3 metros de altura, se presentó ante los protagonistas con el nombre de Agurno. Este abrió un Portal que condujo a los protagonistas a una especie de Tierra Paralela, en donde transcurre el resto de la novela.

Los protagonistas permanecen un buen tiempo en aquella Otra Realidad, viviendo muchas aventuras. Pero, al regresar a esta realidad, apenas habían pasado 5 minutos. Es decir, eran las 13:56 (Hora Local de España), del mismo 28 de Julio de 1984.

La novela termina en este punto, y no nos aclara cuánto tiempo permaneció detenido «Ra». ¿Retomó su marcha a las 12:29 (Tiempo Universal), un minuto después del último «fogonazo»? ¿Lo hizo 24 horas después, a las 12:28 TU del 29 de Julio, del mismo modo que pasaron 24 horas entre que se detuvo y empezaron los fogonazos? ¿O permaneció detenido por más tiempo? ¿Y cuánto tiempo pudo ser? ¿Varios días? ¿Meses? ¿Años?

Me convence más la segunda opción: Es decir, que el astro retomó su marcha 24 horas después, lo que significaría que habría permanecido exactamente dos días detenido.

El paso de «Ra» por las órbitas planetarias

Según la novela, cuando «Ra» cruzó la órbita de Plutón, aquel 27 de Enero de 1984, a una velocidad de 5,1 kms/seg y acelerando, los astrónomos calcularon lo que le tomaría alcanzar la órbita de cada uno de los planetas, hasta la Tierra:

  • Plutón a Urano: 3.248,6 días.
  • Urano a Neptuno: 2.699 días.
  • Neptuno a Saturno: 1.669,6 días.
  • Saturno a Júpiter: «Algo menos de 500 días».
  • Júpiter a Marte: 254,8 días.
  • Plutón a Marte: 8.327 días (lo que significa que el «algo menos de 500 días» de Saturno a Júpiter, son en realidad, 455 días). Benítez dice que esto equivale a 22,9 años. En realidad, equivale a 22,79 años.
  • Marte a la Tierra: «Poco más de 75 días».
  • Total Plutón a la Tierra: 8.402 días o «poco más» de eso: Unos 23 años.

En base a estos datos, podemos realizar la siguiente cronología:

  • 27 de Enero de 1984: Hacia las 17 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Plutón.
  • 19 de Diciembre de 1992: Hacia las 7:30 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Neptuno.
  • 10 de Mayo de 2000: «Ra» alcanzaría la órbita de Urano.
  • 4 de Diciembre de 2004: Hacia las 22 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Saturno.
  • 4 de Marzo de 2006: «Ra» alcanzaría la órbita de Júpiter.
  • 4 de Noviembre de 2006: Hacia las 17 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Marte.
  • 28 de Enero de 2007: «Ra» alcanzaría la órbita de la Tierra.

Pero, con los dos días que, presuntamente, «Ra» permaneció «detenido», debemos actualizar esta cronología:

  • 27 de Enero de 1984: Hacia las 17 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Plutón.
  • 21 de Diciembre de 1992: Hacia las 7:30 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Neptuno.
  • 12 de Mayo de 2000: «Ra» alcanzaría la órbita de Urano.
  • 6 de Diciembre de 2004: Hacia las 22 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Saturno.
  • 6 de Marzo de 2006: «Ra» alcanzaría la órbita de Júpiter.
  • 6 de Noviembre de 2006: Hacia las 17 horas, «Ra» alcanzaría la órbita de Marte.
  • 30 de Enero de 2007: «Ra» alcanzaría la órbita de la Tierra.

Ahora, si recordamos la nota del Washington Post, el astro no estaba en realidad por alcanzar la órbita de Plutón, como plantea Benítez en su novela, sino unas 14 veces más lejos de esta, a unos 80.000 millones de kilómetros de la Tierra. Si la órbita de Plutón está a unos 5.800 millones de kilómetros de la Tierra, y restamos esto a los 80.000 millones, nos quedamos con unos 74.200 millones de kilómetros.

A una velocidad de 5 kilómetros por segundo, el astro recorrería cerca de 157,8 millones de kilómetros al año, tardando unos 470 años en llegar hasta la órbita de Plutón. Es decir, estaría llegando por el año 2454. Más los 23 años que dice Benítez que tardaría de la órbita de Plutón a la Tierra, debido a la aceleración por la atracción gravitacional del Sol, estaría llegando por aquí por el año 2477... Mucho más allá del 2007 que señalaba Benítez en su novela.

Advertisement