Wiki Anrrompedia
Advertisement
Jesús 3

La historia de Jesucristo, según el vidente colombiano Don Matus:

Nacimiento, niñez y juventud de Jesús

Hace 2.000 años, Enki, con la ayuda de genetistas Avisianos (Gente Ave), preparó la llegada al mundo de un Salvador con un ADN similar al del Namlúu (Humano Primordial). El ADN de Jesús fue implantado por Enki en el vientre de María.

Jesús nació en Belén, en un mes de Septiembre, y fue visitado por 3 Magos Esenios.

Cuando Enlil se enteró del plan de Enki, actuó a través de Herodes para tratar de impedirlo. Herodes ordenó la matanza de todos los niños menores de 2 años en Belén; pero antes de esto, Enki le dijo a María que escapara a Egipto. Allí, Jesús fue protegido por la Hermandad Blanca, que había permanecido sin detectar por Enlil. Durante la huida a Egipto, Enki no contactó con María, ya que era vigilado constantemente por Enlil.

Enki dejó intencionalmente que Enlil escuche una conversación que tenía con un Mago Esenio, en donde le decía que proteja al Niño Jesús en Egipto y luego se lo lleve a Grecia. Así, engañó a Enlil pues, mientras este contactaba con los humanos a los que tenía acceso para encomendarles buscar a ese niño en Egipto y Grecia, Enki le dijo a María que regresara con Jesús a su pueblo, Nazaret. Allí, Jesús vivió como cualquier niño, pero pronto se dio cuenta de que podía modificar la realidad con solo pensarlo y decirlo. A veces, cuando se enfurecía y pensaba en algo malo, esto también se volvía realidad.

Cuando Jesús tuvo 12 años, Enki envió a los Magos Esenios a instruirlo en la misión de la Cristificación de su Conciencia y para que dominara su poder. Los Magos llevaron a Jesús a Egipto, la India, el Tíbet, Persia, Siria y Grecia. Finalmente, Jesús terminó su entrenamiento en el Monasterio Esenio de Qumrán.

Los Esenios estaban sorprendidos de todo lo que podía hacer Jesús, ya que había llegado a un punto en que podía cambiar la realidad a voluntad, con tan solo sus palabras y pensamientos. Terminado su entrenamiento, Jesús ya era capaz de comunicarse con la Fuente Original, el Ser Supremo, al que se refería como su Padre y Padre de todos. Enki estaba maravillado del progreso de Jesús, pues ningún Anunnaki había podido comunicarse con la Fuente Original.

Magisterio de Jesús

A sus 30 años, tras sus viajes a Egipto, Grecia, Siria, Persia, India y el Tíbet, Jesús volvió a Nazaret para iniciar su Magisterio.

Primero fue al Jordán a bautizarse con Juan el Bautista, y luego se retiró al desierto, donde estuvo 40 días en ayuno. Allí, decidió contactar con Enlil para disuadirlo de su plan para controlar a la Humanidad. Enlil quedó sorprendido de la facilidad con que Jesús lo encontró. Aprovechó de tentarlo, ofreciéndole honores, riquezas y placeres en la Tierra, con tal de que se uniera a él y su plan de gobernar el mundo. Obviamente, Jesús no lo aceptó y le advirtió de las consecuencias de todo esto.

Cuando Jesús regresó de sus 40 días en el desierto, volvió a Galilea y conoció a María Magdalena, de la cual se enamoró y casó posteriormente en Caná, teniendo dos hijos: un niño y una niña (otras fuentes dicen dos niños y una niña). Y escogió 12 discípulos, quienes lo siguieron, escucharon sus palabras y escribieron, dando testimonio de sus milagros.

En 3 años, Jesús hizo todo tipo de milagros, gracias a la Fe. Su mensaje fue muy claro: Con Fe, puedes crear tu propia realidad. El día en que declaró formalmente la guerra a Enlil, fue cuando echó a los sacerdotes y vendedores del Templo de Yehová, aludiendo que al que adoraban, no era Dios. Enlil estaba contemplando el desmoronamiento de su poder y tuvo miedo por todo lo que era capaz de hacer este humano llamado Jesús.

Conspiración contra Jesús, y su Muerte, Resurrección y Ascensión

Enlil contactó a un híbrido que era líder de los fariseos, llamado Caifás, para que detuviera a Jesús a toda costa. Así fue que empezaron a acusarlo de conspiración contra Roma.

Jesús sabía muy bien todo lo que iba a pasar y el sacrificio que tenía que hacer, así que en la Última Cena hizo un ritual para entregar parte de su poder a sus discípulos, y los instruyó para que divulgaran sus palabras y hazañas por todo el mundo, a través del tiempo. Y les pidió ayuda para llevar a cabo su plan. Le dijo a Judas que tenía que entregarlo. Aunque Judas no quería hacerlo, obedeció a su Maestro.

Jesús fue torturado y crucificado en el Calvario. Justo antes de morir, hubo un Eclipse Total, y Jesús pidió al Padre Universal que perdone a la Humanidad, porque no era lo suficientemente consciente aún.

Cuando Jesús murió, Enlil ya cantaba victoria y Enki estaba completamente desconcertado por todo lo que había ocurrido. Pero, al tercer día, Jesús resucitó y se presentó ante sus Apóstoles, demostrándole a Enlil y a todos los Anunnaki, que él se había cristificado y logrado vencer la muerte.

Les dio las últimas instrucciones a sus Apóstoles, y le dijo a su esposa, María Magdalena, que llevara a sus hijos ante la Hermandad Blanca, donde ellos continuarían su obra de equilibrar el Bien y el Mal en la Tierra. Tras esto, ascendió al Angal (Dimensiones Superiores de la Conciencia), superando a los Anunnaki y a todos los Reptilianos. Enlil estaba aterrorizado con el poder de Jesús y la obra que había dejado en la Tierra. Sabía que era cuestión de tiempo para que la Humanidad despertara.

Expansión inicial del Cristianismo

Cuando Jesús ascendió al Angal, los Apóstoles comenzaron a difundir la historia de Jesús y sus enseñanzas, que se esparcieron rápidamente por todo el Imperio Romano y Europa.

Al ver que su poder se estaba desmoronando, Anu y Enlil contactaron con sus híbridos Emperadores Romanos y les aconsejaron que impongan la religión politeísta como la oficial, y persigan y acaben con los cristianos, para evitar que el Evangelio se esparza por el mundo. Enlil no estaba del todo de acuerdo con esta decisión, ya que él hubiera preferido que Roma impusiera a Yehová como el dios único. Pero, ante lo crítico de la situación, aceptó y apoyó la decisión de Anu. Así, cada Emperador híbrido, empezó a perseguir a los cristianos. Sin embargo, miembros de la Orden del Dragón Blanco ayudaron a los cristianos.

Ante la expansión inicial del Cristianismo, los Draconianos visitaron a Anu y le exigieron explicaciones. Anu les dijo que ya habían tomado medidas para acabar definitivamente con el mensaje de Jesús. Pero los Draconianos sabían perfectamente que esas medidas no iban a servir de nada, ya que el mensaje de Jesús iba a sobrevivir en el tiempo y el espacio, y le aconsejaron a Anu cambiar de estrategia: en vez de prohibir y perseguir al Cristianismo, tenían que cambiar el mensaje de Jesús, y convencer a los humanos de ello. Enlil dijo que eso iba a tomar mucho tiempo, pero los Draconianos le respondieron que tiempo era lo que les sobraba.

Anu puso a Enki dos vigilantes para que no salga de la Cuarta Dimensión y le prohibió la comunicación con los humanos bajo pena de destierro.

La Primera Guerra Judeo-Romana

El Emperador Nerón, que era un híbrido, se encargó de cumplir las órdenes de sus Amos Anunnaki, de perseguir a los cristianos. Pero no se limitó a actuar contra ellos, sino también contra los judíos, el Pueblo Elegido de Enlil, ya que en el Año 66 EC, durante su mandato, estalló la Primera Guerra Judeo-Romana. Y Enlil no pudo detener el Libre Albedrío de Nerón.

En el año 67, Nerón mandó a matar al Apóstol Pedro, quien fue crucificado cabeza abajo en el Circo de la Colina Vaticana. Fue sepultado allí mismo, en lo que hoy conocemos como el Vaticano, a poca distancia del lugar de su martirio.

Sin embargo, pese a todos estos asesinatos y persecuciones, el Cristianismo seguía creciendo. Enlil comprendió que los Draconianos tenían razón: el mensaje de Jesús era tan poderoso que no podía ser detenido, así que comenzó a hacer todo lo contrario de lo que Jesús predicaba. Jesús no quería iglesias, así que, en ese mismo año, Enlil aconsejó a Nerón que creara una iglesia en el nombre de Jesús, la cual estaría a cargo de Roma. Entonces, Nerón puso a Lino, un hombre de su total confianza, como Papa sucesor de Pedro en la naciente Iglesia Católica Romana.

En el año 68 EC, las tropas romanas atacaron el Monasterio Esenio de Qumrán, destruyendo casi en su totalidad a la Orden Esenia. Sin embargo, 12 personas se salvaron, las cuales viajaron a Egipto a refugiarse con otro grupo perteneciente a la Hermandad Blanca.

En el año 70, y bajo el Emperador Vespasiano, Jerusalén y su templo fueron destruidos. Enlil no podía detener el Libre Albedrío del Emperador, así que, simplemente, se comunicó con un miembro de su Pueblo Elegido, y le aconsejó que huyera con la mayor cantidad de personas que pudiese. Esto lo hizo con el único fin de no perder a sus únicos adoradores en la Tierra. Este suceso marcó el inicio de la Diáspora, o dispersión de los judíos, conocido a partir de ese momento como un pueblo errante y sin patria.

Nacimiento del Vaticano

En los primeros siglos de la Era Cristiana, Enlil intentó todo para desvirtuar el Cristianismo. Incluso hizo correr la teoría de que Jesús no tenía ningún poder divino, pero no funcionó. La gente, simplemente, desechaba esta versión. Además, los descendientes de Jesús, que se convirtieron en los nuevos dirigentes de la Hermandad del Dragón Blanco, hicieron un buen trabajo al difundir la palabra de Jesús. Enlil, al no poder eliminar ni cambiar los escritos de los Apóstoles, hizo cambiar pequeños pasajes, haciendo cambios muy sutiles que fueran imperceptibles para el que los leyera, pero que contribuyeran a cambiar el mensaje de Jesús por completo.

Para el Siglo 4, muy poco había cambiado: los cristianos seguían multiplicándose y el poder de Enlil se había desvanecido. Las energías sutiles de los humanos estaban en su nivel más bajo y el Imperio Romano daba los primeros signos de su declive. Entonces, Enlil se puso en contacto con el Emperador Constantino I, quien el año 313, puso fin a la persecución de los cristianos, a través del Edicto de Milán, que promulgaba que ya no estaba prohibido leer los Evangelios. Además, Constantino mandó a construir un gran templo sobre la sepultura de Pedro (la Basílica de San Pedro) y así fue como nació formalmente el Vaticano.

Enlil instruyó a Melquíades, el Papa N° 32, a realizar pequeñas modificaciones a los Evangelios, para hacer creer a los humanos que Jesús no estuvo en contra de Jehová ni de la Religión, que era el hijo de Jehová, y que cuando él hablaba del Padre, se refería a Jehová. Esta nueva versión de la historia de Jesús tenía cambios tan pequeños que la gente la aceptó como si fuera la original, y estando Enki fuera de comunicación con los humanos, no pudo dar aviso a la Orden del Dragón Blanco para que detuvieran esto.

Jesús, que estaba en el Angal, no podía intervenir en el Libre Albedrío de los humanos, pero en momentos cruciales de nuestra historia, nos ha enviado energías conscientes para nuestro despertar.

Fuente

Esta información se encontraba en una publicación de la página de Facebook de Don Matus, la cual ya no existe. La dirección de la nota en donde se encontraba el texto original era esta:

https://www.facebook.com/DonMatus777/posts/3835052206505804/

El texto original fue levemente modificado para esta publicación por Xentor Xentinel, con el fin de corregir o agregar algunos datos o términos.

Advertisement